ABU IBN ZAMRAK


Nacido en el Albayzin granadino en el año 711 (1333), era hijo de un herrero, miembro de una humilde familia de origen valenciano huída de la región levantina durante los convulsos años del s.XIII. Ibn Al-Jatib le descubrió joven, y apreció en él altas cualidades, introduciéndole en la Chancillería Real. Cuando en 737 (1359) Muhammad V fue destronado, Ibn Zamrak le acompañó al exilio. Era una época de colaboración y aprendizaje, entre Ibn Al-Jatib e Ibn Zamrak, maestro y alumno.

Pero todo cambiaría años más tarde, dando lugar a una encarnizada lucha por el poder entre ambos, gigantes políticos del reino nazarí. Y entre tanto, en sus largas noches de insomnio, Ibn Zamrak se convertiría en el poeta cuyas palabras encontrarían refugio intemporal en el más bello de los lienzos: las paredes de la Al-Hamrā.
 


diseño grafico/web por www.electronicintermedia.com